Las Tentaciones

 In Reflexiones


Reflexión sobre las *tentaciones
Muchas veces uno sabe, a pesar de decir que no, lo que tiene que hacer. Es cierto no siempre, pero insisto, si muchas veces.
Es probable que esto tenga que ver con el famoso Dharma. Estar en armonía con las leyes universales y aquí es probable que nazca una de las causas de uno de los conflictos más antiguos en el ser humano. No, no por el Dharma, si no justamente por lo contrario por estar alejado de el, aparece la disparidad del discurso. Discursos diferentes en la Vida, el del corazón y el de la mente. Esto acaba traduciéndose muchas veces, en que pensamos, decimos y hacemos cosas diferentes.
Conflictos y más conflictos.
Sólo dentro de la Armonía desaparecen estos conflictos, sólo cuando estamos en el Dharma. Sólo cuando hacemos lo que sentimos.
Y aún así aparecen las tentaciones.
Incluso *Jesús en el Desierto, tuvo que pasar por ellas. La ausencia de duda pudo con ellas.
Uno sabe lo que tiene que hacer y ahí, lo único que queda es hacerlo. Así de sencillo y cuando lo hacemos de esta manera, no hay conflicto, no hay ruido mental, todo resulta fácil.
Pero cuando dejamos la puerta abierta a la duda, aparece el conflicto y el ruido mental. El desgaste, la negociación y finalmente la claudicación. La mente gana la partida.
¿Qué podemos hacer? Si realmente lo tienes claro, responder con claridad a la tentación, así no hay opción de que anide dentro nuestro y siembre la duda y la discordia.
La mente tiene una capacidad sin límite de utilizarlo todo, absolutamente todo a su conveniencia. Va a coger cualquier cita, que previamente haya utilizado uno, la va a amoldar a su interés y la va a utilizar en nuestra contra.
Pero las palabras dicen lo que dicen, no lo que queramos que digan. Las frases, las citas, exactamente igual. No están hechas para favorecer a la mente, si no para transformarla, educarla y disciplinarla.
En esta eterna partida de ajedrez que tiene lugar en nosotros, muchas veces sin darnos cuenta, nos convertimos inconscientemente en peones, en manos de la manipulación mental, propia y ajena. Las personas próximas y lejanas acabarán jugando sin darse cuenta a su favor, igual que nosotros podemos hacerlo en el tablero de otra persona.
Por eso a veces es mejor callar y sobre todo escuchar.
2 orejas y una sola boca. Escuchemos el doble de lo que hablemos.
No hay conflicto alguno en hacer lo que uno tiene que hacer, sólo Amor.
Eso es estar en armonía con el Universo.
B.S.K.
*Tentación
Del latín tentatio, -ōnis.
1. f. Instigación o estímulo que induce el deseo de algo.
2. f. Persona, cosa o circunstancia que provoca la tentación.
*Según el diccionario de la lengua española.
*Mateo 4: 1-11
La tentación de Jesús
4 1 Entonces fue llevado Jesús por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, al fin tuvo hambre.
3 Y acercándose el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 4 Pero El respondió diciendo: Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. 5 Llévole entonces el diablo a la santa ciudad santa, y poniéndole sobre el pináculo del templo, 6 le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo, pues escrito está: “A sus ángeles encargará que te tomen en sus manos para que no tropiece tu pie contra una piedra”. 7 Díjole Jesús: También está escrito: “No tentarás al Señor tu Dios”. 8 De nuevo le llevó el diablo a un monte muy alto, y mostrándole todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9 le dijo: Todo esto te daré, si de hinojos me adorares. 10 Díjole entonces Jesús: Apártate, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás, y a El sólo darás culto”. 11 Entonces el diablo le dejó, y llegaron ángeles y le servían.
*Sagrada Biblia. Versión directa de las lenguas originales.

Recent Posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: